Cómo lavar la ropa blanca y mantenerla con la máxima blancura

Cuando piensas en lavar la ropa blanca, suspiras y das por perdido cualquier atisbo de blancura en tu prenda favorita, que ahora es más amarilla o grisácea que su color inicial, ¡el blanco!

No te preocupes y no tires la toalla, sabemos que es increíblemente desalentador cuando nos damos cuenta de que nuestra prenda blanca favorita ha llegado al final de su vida… ¡es como perder a un viejo amigo! Ya sea por el estilo o razones sentimentales (este es el top que llevaba cuando conocí a mi pareja, mi abuela tejió esa prenda) en realidad no debería haber ninguna razón por la que tengas que sentir esto nunca más.

Después de leer estos consejos, lavar ropa blanca dejará de ser un problema y volverás a lucir la blancura que tanto echas de menos, sin sentir esa falta de esperanza al meter la ropa blanca en la lavadora.

 

Las manchas son las mayores culpables de que la vida de tu ropa sea corta, pero también la decoloración en el caso de las prendas blancas. Tú puedes asegurarte de que tu ropa se mantenga en buen estado mediante el uso de Vanish, para mantenerla como nueva, deslumbrantemente blanca y libre de manchas.

Ropa Blanca

La ropa blanca a menudo pierde su brillo y se vuelve aburrida. Pierde su color blanco original y se vuelve más gris con el tiempo. Esto ocurre como un resultado natural del uso y los lavados regulares, aunque esto no es inevitable. No necesitas demasiado para mantener tu ropa blanca con un aspecto siempre brillante.

Si te gusta lavar la ropa blanca en la lavadora, es importante asegurarte de que la limpies regularmente. Con el tiempo, los sedimentos pueden acumularse en el tambor y éstos pueden entrar en los tejidos blancos y oscurecerlos. Si la lavadora no está limpia, ¡difícilmente podrá lavar la ropa blanca o dejarla limpia! Es aconsejable que cada tres meses la limpies a fondo. Por último, deberías lavar la ropa blanca cada vez que te la pongas, añadiendo un cacito de Vanish Crystal White, incluso cuando tu ropa parece limpia. La grasa de tu piel puede acumularse con el tiempo, dando a tu ropa blanca una apariencia sucia que persiste, incluso después de los lavados.

Incluso si sientes que ya es demasiado tarde y no sabes cómo lavar la ropa blanca, no te preocupes. Para hacer que tu ropa blanca descolorida vuelva a ser blanca de nuevo: remoja tus prendas en agua con Vanish Crystal White hasta un máximo de 6 horas. De ahí en adelante, asegúrate de empezar a lavar la ropa blanca aparte y añade un cacito de Vanish Crystal White en cada lavado para que se mantenga blanca. Para quitar las manchas: pretrata cualquier mancha que encuentres con una solución de Vanish y un poco de agua tibia. Entonces, recuerda lavar la ropa blanca siempre por separado con un cacito de Vanish Crystal White para mantenerla siempre en buen estado.

Lavar la ropa blanca no tiene por qué ser un drama, recuerda siempre estos consejos y recuerda también que siempre hay que leer las instrucciones de lavado de las etiquetas de las prendas. Para comprobar la solidez de color, realiza una prueba en una zona no visible de la prenda. Para manchas difíciles puede ser necesario repetir el proceso.