El Color Rojo

La Navidad es siempre muy colorida: el verde de los pinos, los papeles de regalo de colores y los diferentes rojos: desde el de un traje famoso hasta el del vino, y finalmente las frutas del bosque, que son el centro de cualquier decoración navideña. Sin embargo, con todo este color siempre puede llegar la inevitable mancha en la ropa o moqueta. Pero no tienes que entrar en pánico, se puede vencer a las manchas con algo de conocimiento y un poco de Vanish.

Manchas de Vino Tinto

Las manchas de vino tinto son casi inevitables durante las Navidades. O bien unas gotas que se derraman al servir con torpeza, o un familiar emocionado que sin querer tira una copa cubriendo tu ropa con Rioja. Pero las manchas de vino no son tan tremendas como piensas, siempre y cuando no se dejen sin tratar por mucho tiempo.

Un buen truco consiste en poner un poco de sal sobre la mancha, esto absorbe el vino tinto. Después seca la zona con un trapo seco desde el interior, sin presionar sino tirando (esto ayudará a secar la humedad). Para quitar cualquier marca, aplica algo de Vanish directamente sobre la zona y déjalo durante 5 minutos, después mételo en la lavadora con un cacito extra. ¡Desastre evitado!

Frutos del Bosque, Cerezas y Otras Frutas

Hay frutas que manchan tu ropa, ya sean las frambuesas de la tarta, o las ciruelas del pavo. Un tenedor mal puesto o una distracción pueden provocar una mancha en tu abrigo, jersey, sudadera o incluso algo peor, ¡en tu camisa blanca! Por suerte, debido a una composición similar, son bastante parecidas a las manchas de vino y se las trata de forma parecida. Sólo tienes que coger una toalla o esponja y eliminar cualquier exceso (recuerda no frotar o expandirás más las manchas por la tela) o lávala con agua si es posible.

Manchas de Sangre

Las manchas de sangre son algo horrible para algunos, pero no sólo están causadas por la sangre humana (aunque usar cuchillos de cocina puede causar pequeños cortes). También un asado o un filete pueden salpicar si hay cualquier exceso de líquido en el plato, o mientras lo estás preparando. Sin embargo, no son rival para Vanish.

Empieza quitando toda la sangre que puedas y poniendo la mancha bajo el grifo con agua fría. Vanish y el agua fría funcionan de maravilla juntos para tratar las manchas de sangre, ya que esta solución acaba con la sangre disolviéndola. Aplica agua en ambos lados de la mancha para asegurarte un resultado óptimo. Puede que tengas un problema si frotas la sangre, expandiéndola en lugar de limpiándola.