Guía para Quitar las Manchas de las Alfombras

Hay un cierto temor con tener una alfombra gruesa o tapete. Las cualidades que las hacen deseables son también las que hacen que si descubrimos una mancha nos parezca una pesadilla. Las preocupaciones por la limpieza de alfombras son infundadas, las manchas de la alfombra se pueden quitar fácilmente. 

A pesar de que las alfombras más gruesas tienden a ser más difíciles de limpiar que otras alfombras y tapetes, si utilizas esta sencilla guía paso a paso puedes restaurar tu alfombra a su antigua gloria, independientemente de su grosor.

El Proceso de Limpieza

Antes de eliminar las manchas que haya, primero tienes que descubrirlas. Es más fácil de localizar y eliminar las manchas en las alfombras y tapetes si están en buen estado, si tienes animales domésticos, es mejor pasar la aspiradora por las zonas más utilizadas al menos una vez por semana.

Si ves manchas en la alfombra o tapete, sobre todo si la ha provocado una mascota, debe ser tratada lo antes posible. Elimina todo lo que puedas y frota la zona sucia con una toallita de papel húmedo o una bayeta sin alcohol para prevenir que se incruste en el tejido. Prosigue utilizando Vanish Oxi Action Spray para Alfombras y Tapicerías, que está formulado para eliminar cualquier mancha provocada por mascotas e impedir que vuelvan a ensuciarte la misma zona de nuevo.

Para otras manchas o marcas, también puedes utilizar una mezcla de agua y una pequeña cantidad de Vanish para tratarlas; trabajar la mancha con un cepillo de cerdas suaves y la espuma de Vanish. Deja que esta solución penetre en el material entre cinco y diez minutos, luego enjuágala con un poco de agua fría. La limpieza de tapetes también es sencilla; sigue las instrucciones de arriba, como si se tratara de una alfombra. Si el tapete es lo suficientemente pequeño, puedes mezclar una solución de Vanish y agua y sumergirlo en la solución anterior. Una vez más, utiliza el cepillo de cerdas, frota la superficie de la mancha hasta que desaparezca, luego puedes tender el tapete hasta que se seque. Cuando la alfombra o el tapete estén listos, simplemente pasa la aspiradora.

Sigue la Guía de Vanish para cuidar de tus alfombras y tus tapetes y podrás disfrutar también de una suavidad de lujo si prefieres alfombras gruesas sin tener que preocuparte por ningún peligro.