No más manchas de sopa

Si hay un plato lleno de nutrientes y que nos reconforte incluso cuando estamos enfermos ese es el de sopa. Pero como sucede con todas las cosas en esta vida, la sopa también tiene sus pros y sus contras. 

Teniendo en cuenta que los días cada vez son más cortos y que el otoño ha llegado no hay nada mejor que disfrutar de una sopa caliente. Porque si hay un plato lleno de nutrientes y que nos reconforte incluso cuando estamos enfermos ese es el de sopa. Pero como sucede con todas las cosas en esta vida, la sopa también tiene sus pros y sus contras. Y efectivamente las manchas de sopa están entre los principales enemigos de la ropa.

De esta forma, si te encantan las sopas con la llegada del frío pero odias comerlas y mancharte cada dos por tres lee atentamente nuestros consejos para evitar más accidentes. Acuérdate de usar la gama de productos de Vanish para tratar las manchas de sopa más difíciles con el menor esfuerzo.

Recetas de sopa caliente

Desde los tomates y las zanahorias hasta los guisantes o las lechugas, lo cierto es que existen pocas hortalizas o verduras que no puedan acompañar una buena sopa. Toma nota de estas recetas de sopa para este otoño:

  • Sopa Minestrone: Cuece un litro de caldo de verduras con 400 gramos de tomates picados, añade 100 gramos de espaguetis finos y pequeños y cocínalo todo durante seis minutos. Cuando la pasta esté casi preparada, echa 350 gramos de la mezcla de vegetales con guisantes y zanahorias. Después sazónalo y sírvelo con un poco de aceite de oliva.

  • Sopa de pollo y fideos: Antes de nada nuestro consejo es que prepares los fideos con antelación. Mezcla dos huevos, cuatro cucharadas de leche, una cucharadita de sal y 255 gramos de harina hasta que se forme una masa densa. Y luego deja que se seque durante 30 minutos antes de cortarla en trozos finos.

    En una olla grande añade dos litros de caldo de pollo, cebolla, ajo y apio. Llénala hasta arriba con agua y deja que cueza durante dos horas. Una vez hecho esto añade 500 gramos de pollo troceado y un cubo de caldo hasta dejar que cueza durante 30 minutos. Y por último, añade los fideos y muévelos regularmente unos 20 minutos. Hecho esto solo tienes que preocuparte por servir la deliciosa sopa de pollo y fideos.

Cómo tratar las manchas de sopa

El tratamiento de las manchas de sopa depende básicamente de los tipos de sopa que aquí repasamos:

  • Manchas de sopa de tomate o gazpacho: Para eliminar las manchas naranjas o rojas provocadas por la sopa de tomate lo primero que tienes que tener en cuenta es evitar que la mancha se asiente lavándola con agua fría lo antes posible.

    Luego sécala con una toalla y espera que absorba durante una hora la mezcla de cuatro litros de agua y un cacito de Vanish Gold Oxi Action Polvo. Y como siempre recomendamos, después añade un cacito extra de polvo cuando uses la lavadora como lo haces normalmente.

  • Manchas de sopa de carne: Por otra parte, para eliminar las manchas más difíciles provocadas por la sopa de carne procura tratar la mancha con Vanish Gold Pretratamiento Power Gel. Aplica esta fórmula rápida directamente sobre la mancha y deja que actúe en cinco minutos como máximo antes de lavar la ropa como siempre.

  • Otras manchas de sopa: Para eliminar otras manchas difíciles utiliza Vanish Gold Oxi Action Gel (también directamente sobre la mancha). Frota el tapón del quitamanchas sobre la misma y deja que el gel actúe durante un máximo de 10 minutos antes de meter la prenda en la lavadora con 60 ml adicionales de Vanish.

No te cortes a la hora de disfrutar de las recetas de sopas este otoño. Si no puedes prevenir las manchas, Vanish dispone de una amplia gama de productos para combatirlas de una manera rápida y fácil. Así que ¡disfruta!