Una nueva tarea: Aprender a escribir

Colorear y aprender a deletrear su nombre son formas de que los más peques se inicien con la escritura, pero los trazos del rotulador o el boli pueden ser complicados para un niño que está aprendiendo a escribir y pintarse puede ser inevitable. Eso tiene solución, Vanish Gold es eficaz contra las manchas de tinta para que puedas dedicar, sin preocupaciones, tiempo a ayudar a tu hijo con su nuevo reto sobre el papel. Aquí encontrarás algunas pautas y consejos para conseguir que tus hijos practiquen la escritura.

 

Herramientas para la artesanía

Algunos niños pueden encontrar difícil el simple hecho de sostener un bolígrafo o lápiz, pero hay formas de ayudarles con esta tarea.

Existe una gran variedad de adaptadores de goma para los lápices y bolis, que no solo hacen que sea más cómodo para ellos utilizar sus nuevos instrumentos, también ayudan a que mejore la posición de sus dedos.

Diestros y zurdos tienen distintas maneras de sostener el lápiz. Por ello, también hay variedad cuando se trata de elegir el material escolar. Lo que para ti puede resultar cómodo, puede no serlo para tu hijo.

Trabaja aquello que tu hijo considere más difícil

Por supuesto, existen ciertas tareas que resultan más fáciles y naturales para ellos que otras. Siempre habrá algo que tu hijo considere más complicado. Por ejemplo, es común y completamente normal que al principio les sea un poco difícil aprender a formar letras, el tamaño de las mismas, los espacios entre palabras o algo tan simple como escribir recto[1]. Indícalos cómo mejorarlo y anímales a practicar contigo para que les resulte menos pesado y difícil.

Es importante recordar que todo se puede mejorar con tiempo y práctica

La transición del lápiz al bolígrafo trae consigo un nuevo reto que incluye las salpicaduras de tinta y las manchas. Enseñar a tu hijo que equivocarse escribiendo es normal y aunque no se pueda borrar no es el fin del mundo y que las manchas de tinta tampoco lo son, puede ayudar a reducir su estrés para que siempre tenga ganas de continuar practicando. Si se mancha, enséñale cómo de fácil eliminas la mancha con Vanish Gold para que vea que no pasa nada.

Formas de practicar

Se puede practicar la escritura en cualquier lugar. Puede ser bueno que se acostumbren a escribir en una mesa, pero ¿por qué no dejarles sentarse en el jardín o en el parque para que dibujen y lo pasen bien?

De esta forma, no parecerá que están obligados a hacerlo y podrán disfrutar de la naturaleza y jugar cuando terminen.

El día a día

Hoy en día, es normal encontrar niños que se pasan las horas pegados a la televisión, al ordenador o a otros dispositivos electrónicos. Cambiar las rutinas e iniciarles en la escritura de forma diaria como un entretenimiento, es una gran forma para que practiquen sin que parezca que están haciendo deberes. Estas son algunas ideas para hacerlo divertido:

  • Hacer listas o inventarios juntos (les pides ayuda y les dictas, ellos escribirán contentos de ayudar).
  • Dejar notas o post-its para cada miembro de la familia por la casa.
  • Crear tarjetas hechas a mano para los abuelos y demás familiares.
  • Crear mensajes ocultos con zumo de limón o tinta invisible que se revelarán al aplicar calor.

Luchando contra la falta de atención

Colorear puede no parecer una forma de practicar la escritura, pero así también están mejorando la forma en la que cogen los bolis y entrenando los músculos de su mano dominante. Además, ideas como escribir sobre un espejo empañado son formas divertidas de hacer que tu hijo aprenda la forma de las letras sin tener que sentarle en una mesa durante un largo periodo de tiempo.

Refuerzo positivo

Es comprensible que te frustres un poco cuando ves que a tu hijo le cuesta mucho comenzar a escribir bien. Aun así, tienes el poder para controlar la situación con refuerzo positivo, haciendo de la práctica una actividad gratificante. Por ejemplo, un sistema de recompensas es un buen método para que consigan sus objetivos y tengan ganas de continuar mejorando para obtener más premios.

Si tienes algún libro de cuando eras pequeño, puedes enseñárselo a tus hijos para que vean que todos empezamos desde cero. Recuerda que si aparecen manchas de tinta, no tiene por qué ser el fin del mundo, ¡ni siquiera el fin de la sesión de escritura! Que no le de miedo mancharse, Vanish lo solucionará.

¿Tienes alguna mancha de la que quieras deshacerte o algún truco Vanish que quieras compartir? Visita la página web de Vanish Truco X Mancha, para aprender de otros usuarios sus consejos sobre limpieza de las manchas más difíciles y compartir los tuyos propios. Descubre más aquí.

 

[1] http://www.scholastic.com/parents/resources/article/writing-activities/5-ways-to-improve-your-childs-handwriting