Trucos para acabar con las manchas de sangre y vino

¿Quién de vosotros no ha tenido que limpiar las manchas de sangre de la ropa del peque, o peor todavía, aquellas manchas de vino que se producen en el momento más inesperado? Bastante tenemos ya con el trabajo y los cuidados de la casa como para que una mancha de sangre o vino nos agüe la fiesta. ¿Qué puedo hacer para combatir estas manchas rojas? ¡Atentos!

1. No dejes que la mancha se seque

Si hay algo que las manchas de vino y sangre tienen en común es que nunca hay que dejar que se sequen. En caso contrario, lo más normal es que eliminarlas se convierta en un auténtico calvario. Para adelantarte a los posibles acontecimientos, usa un trapo húmedo y pásalo sobre la mancha hasta que ésta vaya quitándose un poco.

2. Mete la prenda en remojo y vigila la temperatura del agua

Una vez hecho esto, mete la prenda en remojo y utiliza los nudillos de tus dedos para frotar ligeramente la ropa manchada. Recuerda que esto es un tratamiento previo, así que no te obsesiones con quitar la mancha tan solo usando los dedos. Eso sí, de nada te servirán estos consejos si no tienes claro que las manchas de sangre se lavan siempre con agua fría y las de vino con agua caliente.

3. Usa Vanish Gold Oxi Action Polvo

Cuando hayas frotado la prenda un poco con tus dedos, el siguiente paso consiste en recurrir a un quitamanchas. En este caso, te recomendamos usar el quitamanchas Vanish Gold Oxi Action Polvo. Disuelve un cacito de Vanish Gold en el cuenco de agua (4 litros) y deja la prenda en remojo. Si estás lavando ropa de color lo normal es que la dejes en el agua una hora (como máximo), mientras que si estás limpiando una prenda blanca el tiempo estipulado será seis o menos.

4. Lee las instrucciones

Cada vez que usemos un producto tenemos que acostumbrarnos a leer las instrucciones. Hay muchos tipos de prendas y tejidos diferentes, por lo que a veces podemos cometer errores.

5. Trucos alternativos a Vanish

Más de uno de nosotros nos hemos encontrado con que no teníamos quitamanchas en el momento menos oportuno. Cuando esto pase, debes saber que el vino blanco y la sal de mesa pueden ser muy útiles para reducir las manchas de vino. Asimismo, si mezclas la sal con agua hasta formar una pasta te darás cuenta de que las manchas de sangre serán menos visibles.

Eso sí, recuerda que estos trucos caseros no son más que unos complementos o recursos para ocasiones esporádicas, pero no soluciones definitivas. Síguelos para reducir la intensidad de la mancha y, cuando tengas Vanish en tu armario, utilízalo para quitarlas.