En esta página:

    Si eres un padre o una madre ocupado/a, sabemos lo importante que es mantener tu vehículo limpio y ordenado para ti y tu familia. No importa si tus hijos han dejado manchas en los asientos o si simplemente deseas mantener tu coche en las mejores condiciones posibles, esta guía te ayudará a lograrlo.

    Paso 1 - Preparación y aspirado

    Antes de comenzar a limpiar la tapicería de tu coche, es importante preparar adecuadamente el área. Retira cualquier objeto suelto y asegúrate de que no haya residuos en el interior del vehículo. Una vez el coche esté despejado, es hora de aspirar. Utiliza una aspiradora con un accesorio de cepillo suave para llegar a todas las áreas de los asientos y el interior del coche. Presta especial atención a las grietas y rincones, donde se acumula la suciedad. Recuerda utilizar la aspiradora también en el suelo del coche.

    Paso 2 - Identificar el tipo de tapicería

    Algunos vehículos tienen asientos de tela, mientras que otros tienen asientos de cuero. Cada tipo de tapicería requiere un enfoque de limpieza diferente, por lo que es importante saber qué tipo tienes antes de continuar. Para identificar si tu tapicería es de tela o cuero, puedes revisar el manual del coche o consultar con el fabricante. También puedes observar la textura y apariencia de los asientos para determinarlo. Una vez que hayas identificado el tipo de tapicería, podrás seguir los pasos adecuados para limpiarla de manera efectiva.

    Paso 3 - Limpiar asientos de coche de tela

    Comienza por aplicar un limpiador de tapicería específico como Vanish espuma quitamanchas, prueba la compatibilidad del producto en un área pequeña y oculta. Luego, utiliza un cepillo de cerdas suaves para frotar suavemente la solución sobre los asientos. Asegúrate de llegar a todas las áreas y presta especial atención a las manchas. Si encuentras manchas difíciles, puedes utilizar el quitamanchas en seco de Vanish. El producto se aplica directamente en la mancha y después se pasa un paño limpio para eliminar el exceso. Una vez que hayas terminado de limpiar los asientos de tela, utiliza una aspiradora para eliminar el exceso de humedad y deja que los asientos se sequen por completo antes de usar el coche nuevamente. Recuerda siempre leer y seguir las instrucciones del envase de los productos de limpieza.

    Paso 4 - Eliminar manchas difíciles

    Para manchas de comida o líquidos, utiliza un limpiador de tapicería específico como la espuma Vanish, y sigue las instrucciones del envase. Y si tienes mascotas, te recomendamos vanish oxi action para mascotas, que elimina manchas de mascota a la primera, incluso orina, vómito y barro. Pulveriza Vanish Oxi Action Spray directamente sobre la zona manchada y frota suavemente, luego, déjalo actuar entre 1-5 minutos y lava como de costumbre.

    Paso 5 - Mantenimiento regular

    Realiza una limpieza regular aspirando el interior del vehículo y eliminando cualquier residuo o suciedad. Presta especial atención a las áreas donde se acumula más suciedad, como los reposabrazos y los respaldos de los asientos. Además, considera la posibilidad de utilizar protectores de tapicería para prevenir manchas y derrames. Estos protectores ayudarán a repeler líquidos y facilitarán la limpieza de la tapicería del coche en caso de derrames accidentales. Mantener una rutina de mantenimiento regular prolongará la vida útil del tapizado de tu coche y te permitirá disfrutar de un interior limpio y fresco en todo momento.

    Paso 6 - Consejos adicionales

    Evita el uso de productos muy agresivos que puedan dañar la tapicería. Un producto perfecto para mantener tu tapicería limpia sin dañarla es nuestra espuma quitamanchas, que elimina las manchas y 5veces más la suciedad que con el uso del aspirador.

    Pero sea cual sea el producto, recuerda leer y seguir las instrucciones del fabricante para garantizar un uso seguro y efectivo.

    Utiliza herramientas y cepillos adecuados para cada tipo de tapicería, asegurándote de no utilizar cepillos duros o abrasivos en materiales delicados como el cuero. Además, siempre prueba los productos en un área pequeña y oculta antes de aplicarlos en toda la tapicería para evitar daños o decoloración.