Cómo combatir las manchas en la ropa este otoño

Como bien sabéis el otoño es la época del año en la que las hojas cambian de color verde a amarillo y de naranja a rojo intenso, unas características que provocan que éste sea un periodo muy especial. Y es que hay pocas sensaciones más bonitas que andar por un parque o bosque viendo cómo las hojas caen bajo nuestros pies o volver a casa para disfrutar de una tarde de relax al calor de la chimenea.

Eso sí, ya sea por culpa del sudor que pueden provocar las actividades deportivas del otoño o por las horas que pasamos cocinando nuestros mejores platos en la cocina, de lo que nadie nos salva es de las manchas. Pero no hay que alarmarse, ya que Vanish cuenta con una amplia gama de productos para que las manchas no se conviertan en un problema.

Actividades otoñales para toda la familia

Recogida de fruta

Una buena manera de disfrutar de una tarde de otoño con la familia es recogiendo fruta. Y es que debido a la madurez de la fruta no hay duda de que esta época del año es la mejor para coger fruta fresca en los parques o en tu propio jardín.

Muchas pueden encontrarse de forma natural en prados o caminos por lo que en caso de que se te abra el apetito siempre puedes comerte la fruta que coges en el momento. Tan solo asegúrate de que puedan comerse y ten un buen quitamanchas en casa por lo que pueda pasar.

Saltar charcos

El juego favorito de los niños cuando llega el otoño es saltar por encima de los charcos. Porque ciertamente no hay mejor sensación para ellos que la de usar botas de agua y ponerse perdidos en los charcos del parque más cercano. Lo peor de todo esto son las manchas de barro con las que los padres y madres tienen que lidiar el día siguiente.

Hojas caídas

Con las hojas caídas se pueden hacer muchas cosas, como lanzarlas y golpearlas. Si ves que a tus hijos les encanta tirarse y rebozarse entre los montones de hojas del suelo lo más normal es que acabes descubriendo más de una mancha de barro o hierba cuando lleguen a casa.

Sorpresas del otoño

Cuando el otoño empieza a golpear el frío también se hace fuerte. Por eso, en estos casos nuestro consejo es que además de proteger tu cuerpo con la ropa adecuada te animes a cocinar algunos platos calientes mientras te diviertes con tus hijos en la cocina. Y como siempre decimos, si después de cocinar descubres que tienes manchas en la ropa recurre a los productos de Vanish.

-Olla caliente de verduras

Reconfortante y delicioso, está claro que el plato caliente de verduras es el plato más conveniente para el otoño. En primer lugar porque es una gran idea si queremos aprovechar las verduras y las hortalizas que han sobrado como por ejemplo el apio, la cebolla, el ajo, el nabo o las zanahorias. Y en segundo lugar porque es un plato tremendamente sano.

Mete una cebolla y un apio dentro de la olla junto con 250 ml de caldo de verduras y luego baja la temperatura y deja que se cueza todo a fuego lento durante 10 minutos. Y cuando acabes de hacer esto echa el resto de verduras y espera a que se pongan tiernas durante unos 25 minutos.

Por último, mete en la olla otro alimento de la temporada que te guste especialmente y pasados unos minutos sirve toda la comida. El buen olor que desprenderá por toda la casa provocará que todos quieran probarlo cuanto antes. Y como decimos siempre, procura tener lo necesario para combatir las posibles manchas que se produzcan.

-Crujiente de manzanas y mora

Para hacer la parte crujiente y superior de este postre mezcla 120 gramos de harina con 60 gramos de azúcar glas y luego usa la yema de tus dedos para echar 60 gramos de mantequilla sin sal. Y cuando la mezcla tenga aspecto de migas de pan entonces ponlo en la bandeja del horno y deja que se haga durante 15 minutos a 190 grados.

Después, haz la deliciosa compota de frutas echando 30 gramos de mantequilla sin sal y otros 30 de azúcar moreno dentro de una olla. Y mientras se hace todo corta 300 gramos de manzanas rojas y échalas también en la olla antes de cubrirla. Cuando pasen tres minutos añade 115 gramos de moras y ¼ de una cucharadita de canela antes de cocinar la mezcla durante otros tres minutos. Y antes de servir el postre acuérdate de poner la compota en un plato especial para el horno, con la parte superior crujiente y vuelve a calentarlo durante unos 5 o 10 minutos.  

-Galletas con trocitos de chocolate

Si quieres hacer felices a tus hijos pequeños preparando una merienda especial este otoño anímate a prepararles unas galletas con pequeños trozos de chocolate. Para ello empieza untando 225 gramos de mantequilla y 110 gramos de azúcar glas en un bol hasta que la mezcla esté lo suficientemente suave y esponjosa.

Luego tamiza la harina sobre la mezcla y añade 75 gramos de pepitas de chocolate. En caso de que quieras obtener un sabor extra, como hemos comentado anteriormente, usa un poco de canela. Luego júntalo todo hasta que la mezcla forme una masa y recurre a la ayuda de tus hijos para hacer las bolas pequeñas y meterlas dentro de la bandeja del horno.

Y cuando todo esté preparado pon las bolas dentro del horno a una temperatura de 170 grados. Por último, cuando estén hechas las galletas deja que se enfríen y sírvelas con un vaso de leche.

Manchas del otoño

Bien porque hayan estado saltando en el barro o porque se hayan manchado de harina o de verduras, lo cierto es que las manchas en otoño son el pan de cada de día de los niños. Para tratarlas de la forma más rápida y eficaz posible, mezcla ¼ de cacito de Vanish Gold Oxi Action Polvo con ¾ de cacito de agua caliente y frota la mancha. En estas situaciones, también es conveniente que añadas otro cacito de polvo cuando laves la ropa en la lavadora como lo haces normalmente.

Para combatir las manchas de hierbas y suciedad, nuestra recomendación es que llenes el tapón de Vanish con 20 ml de Vanish Gold Oxi Action Gel, y luego frotes las manchas con el propio tapón. Y como hemos comentado anteriormente, después lava la ropa en la lavadora con 60 ml de gel y tu detergente habitual.

Da igual lo que hagan tus hijos este otoño para divertirse, porque si tienes Vanish no tendrás que preocuparte por las manchas.