Cómo conseguir que el uniforme de tu hijo esté siempre limpio

Las madres de hoy en día cada vez estamos más horas en el trabajo, una obligación que influye directamente en el tiempo que pasamos tanto en casa como con nuestros hijos. De esta forma, tareas domésticas como poner la lavadora, planchar o hacer la comida para los más pequeños se acaban complicando hasta el punto de convertirse en las menos apetecibles. 

 

En este post vamos a hablar de un tema que sigue estando entre los principales quebraderos de cabeza de casi todas las madres. ¿Cómo debemos tratar las manchas del uniforme de nuestros hijos? ¡Atentas a esta guía!

Preparación de los uniformes

Si quieres que el uniforme de tu hijo esté en las mejores condiciones posibles todos los días no te pierdas los siguientes consejos para mantener las manchas a raya:

  • Seca el uniforme del colegio fuera de casa: Tender la ropa en el balcón o en el patio de casa no solamente es bueno para que la ropa se seque de forma natural, sino también para evitar el riesgo de que ésta se encoja. En estos casos solo tienes que tener cuidado de no dejar las prendas de color en contacto directo con la luz solar para que no pierdan su brillo natural.
  • Actúa de forma rápida: Procura que tus hijos se quiten el uniforme nada más llegar del colegio,  y luego lávalo un poco y tiéndelo para que se seque cuanto antes. De esta manera, conseguirás tratar con rapidez las manchas del colegio y evitarás que tus hijos se vuelvan a manchar durante la merienda o la cena.
  • Recupera el blanco de la ropa: Conforme pase el tiempo te irás dando cuenta de que el blanco de la ropa de tus hijos irá perdiendo su color original. Y es que el uso y la limpieza diarios, así como las manchas más frecuentes suelen ser motivos suficientes para que los blancos se transformen en grises.

 

 

Para conseguir que la ropa de tus peques brille como al principio nuestro consejo es que uses el quitamanchas Vanish Gold Oxi Action Polvo White. Solo tienes que añadir una cuchara de polvo en un cubo de 4 litros de agua caliente y dejar que la ropa empape durante un máximo de 6 horas. Por último, si quieres obtener los mejores resultados después de esto, acuérdate de añadir otra cuchara de polvo dentro de la lavadora cuando laves la ropa como lo haces normalmente.

Cómo combatir las manchas

En temas de manchas e hijos no importa la preparación o experiencia que tengas porque inevitablemente siempre acabarán ensuciándose. Porque si un niño decide jugar con la plastilina y pasársela por la ropa pronto llegará otro que haga lo mismo. Y por supuesto, además de las manchas del recreo están las manchas del comedor.

No te pierdas estos consejos de Vanish para tratar las manchas más comunes en la ropa de tus pequeños:

  • Manchas de tinta: Si las manchas en la ropa de tus hijos son causadas por un bolígrafo o pluma estilográfica no te preocupes porque la tinta con base de agua es fácil de quitar. Sécala para eliminar cualquier exceso de humedad y trata las manchas previamente con algunos de los productos Vanish Pretratamiento como el quitamanchas Vanish Espuma Activa.

    Echa la espuma directamente sobre la mancha y espárcela formando círculos durante cinco minutos antes de lavar la prenda en la lavadora como lo haces siempre (si es posible usando otro poco de Vanish Gold Oxi Action Polvo.  
  • Manchas de aceite, barro y sudor: Si por el contrario lo que quieres es acabar con las manchas de aceite, barro o sudor, nuestra recomendación es que llenes un cubo con 4 litros de agua caliente y 60 ml. de quitamanchas Vanish Gold Oxi Action Gel (durante un máximo de una hora). Todo esto antes de meter la prenda dentro de la lavadora junto con otros 60 ml. de Vanish Gold Oxi Action Gel.
  • Manchas de comida, hierba y suciedad: Para combatir tanto las manchas de comida como las de hierba y suciedad que suelen surgir en el patio simplemente mezcla ¼ de una cuchara de Vanish Gold Oxi Action Polvo con ¾ de agua caliente. Luego, aplica la pasta tanto delante como detrás de la mancha y descubre cómo ésta desaparece en tan solo 30 segundos. Y después de que el producto haya hecho efecto mete la ropa en la lavadora con un poco de polvo de Vanish.

Si sigues estos consejos lograrás que tus hijos vayan a clase con el uniforme siempre reluciente. ¿A qué esperas para ponerlos en práctica?